A UN HOMBRE DE GRAN NARIZ: de Quevedo a Góngora

¿La literatura un sacrosanto lugar de respetos? Ni mucho menos; a mí la que me gusta es la que se convierte en taberna, donde el ambiente cargado pesa sobre las cabezas y las enloquece. La tinta, entonces, es capaz de escribir versos como los que Quevedo escupió sobre Góngora.

¿La literatura un sacrosanto lugar de respetos? Ni mucho menos; a mí la que me gusta es la que se convierte en taberna, donde el ambiente cargado pesa sobre las cabezas y las enloquece. La tinta, entonces, es capaz de escribir versos como los que Quevedo escupió sobre Góngora.

Que no, insisto, que los vemos en las estatuas (qué pocas hay de escritores, por ejemplo en Madrid: ninguna en el barrio de las Letras), los contemplamos en los retratos que reproducen los libros de texto o nos fijamos en ellos en el Ateneo, ese lugar. Que no. Que la literatura se hizo para que nos quieran más; para obtener favores de la carne; para partirle la cara al de enfrente. Quevedo y Góngora se dieron estopa de la buena, más viejo el segundo, y hasta el punto de que el primero compró la casa de Góngora sólo por el placer de echarlo. Lo echó. Y Góngora se retiró a su Córdoba natal, a morir como los elefantes que barritan camino del cementerio secreto.

Ahora en Córdoba hay un soneto de Góngora; a mí no me gusta, pero ahí está, sobre mármol, hablando de asuntos excelsos con retorcidas frases, muy gongorino. Pero me juego la sangre a que el tipo habría cambiado la posteridad en su ciudad por evitar estos versos de su enemigo más acérrimo, Quevedo:

Érase un hombre a una nariz pegado.
Érase una nariz superlativa.
Érase una alquitara medio viva.
Érase un peje espada mal barbado.
Era un reloj de sol mal encarado.
Érase un elefante boca arriba.
Érase una nariz sayón y escriba.
Un Ovidio Nasón mal narigado.
Érase el espolón de una galera.
Érase una pirámide de Egito.
Los doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
Frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal morado y frito.

Toma ya. Eres un tipo pegado a una nariz, le dice Quevedo a Góngora, nariz superlativa, elefante boca arriba, Ovidio Nasón, el judío, pirámide de Egipto, ¡las doce tribus de Israel de narices! (Quevedo siempre amenazó a Góngora con restregarle un trozo de tocino por las narices, acusándolo así, de manera velada, de ser judío). Naricísimo infinito, prosigue, con ese superlativo que cae en el último terceto como una bomba sobre los telediarios. Archinariz, continúa, en la línea más quevedesca de inventar palabras que todos comprendemos a la primera.

Lo que yo hubiera dado por que Quevedo me insultara de ese modo. A mamporro limpio. El mismo que dijo que Felipe IV era como un agujero: cuanta más tierra le quitaban más grande era, escribía en alusión a las continuas derrotas que el monarca sufría en Europa.

Eso es la literatura, señores; que se oculten bajo su sábana de fantasma los poetas floridos. Quevedo bebía de lo lindo, y desahogaba sus aguas menores en una esquina cercana al mentidero de San Andrés. Le pusieron una cruz, para que no la profanara con sus necesidades íntimas. Pero él siguió haciéndolo y los vecinos colocaron entonces un cartel que rezaba: “Donde hay cruces no se orina”. Quevedo no abandonó su costumbre, y encima apostilló en el cartel: “Donde se orina no se ponen cruces”. Carteles a él, que se había batido en duelo con Góngora. Lo que digo: literatura, más parecida al boxeo que a la primera comunión de una inocente niñita.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (31 votes, average: 3.74 out of 5)
>
Loading ... Loading ...

23 Comentarios en “A UN HOMBRE DE GRAN NARIZ: de Quevedo a Góngora”

  1. alberto Says:

    Genial, ya lo dijo siniestro total, erase un hombre a una nariz pegado……………


  2. Angelcaido Says:

    Un buen Quevedo, archijugón, para nuestro centro del campo YA, Alberto…


  3. Javi Says:

    ¿Quevedo?… ¿jugón?

    Más bien era como Simeone. Jugón, jugón: Góngora


  4. alberto Says:

    A manos de espadachines dejaba yo ese tema, Angelcaido.


  5. Javi Says:

    ¡Ja, ja, ja!

    Nobleza obliga…


  6. SuperAguirreQueMePeinetoPaTrasyPalanteSegunLaModa Says:

    A ver si ponemos un foro decente ya por que esto de escribir legajos es insufrible. ¡Dios salve al gloriosisisimo Atlético de Madrid!¿Alguien nos compra a Lucin?


  7. Eduardo Silva Says:

    Está muy bueno el escrito, lástima solamente por la gente que, como dice el mismo, que está “a una nariz pegada”.


  8. Nacho Says:

    Me encanta, y más aún la que le dedica cuando muere:
    “Se marchó con Satanás, culto y pelado,
    mirad si Satanás fue desdichado”
    JAJAJA… ¡¡¡ VIVA EL INGENIO !!!


  9. kariito Says:

    ese tema paso
    pero gongora es mejor q quevedo
    tropa de ignorantes


  10. Javi Says:

    Ahí le has dado.


  11. venuz Says:

    Vean mas alla… Sustituyan a Gongora por todo el pueblo judio… no les parece mucho mas interesante que pensar en la simple burla a un mortal????
    A mi si…Quevedo marco la historia con esta alabanza a la xenofobia… para nada bonito, para nada CRISTIANO… Puede estar muy bien escrito el poema, sin duda era un gran poeta, pero esta de muy mal gusto…


  12. Le_Baron asombradito del tó... Says:

    Cogne, Quevedo antisemita, mira que no haberme dado cuenta… Es más, un español del siglo XVII antisemita… Aún es más, un europeo del siglo XVII antisemita… ¡Albricias, Alvar Fáñez, que nos han redescubierto América! Menos mal que hay gente que sabe contextualizar, nos saca de posibles falsas interpretaciones, y nos abre un poquito más los ojos…


  13. Dulce Says:

    Y sabeis que hay uno de Queveo en el que, en pocas palabras, acaba de esta forma

    éste, en quien hoy los pedos son sirenas,
    éste es el culo, en Góngora y en culto,
    que un bujarrón le conociera apenas.

    Y por cierto si Quevedo me hubiera conocido no se habría quedado corto en insultarme.


  14. slocum Says:

    Juas…Quevedo antisemita…En el s.XVII…Antisemita el cuarto Felipe, su valido el conde duque de Olivares, y así podriamos continuar hasta el último mochilero de soldado de tercio, hijo de infiel.
    ¡Cuanto tonto hemos de sufrir!


  15. slocum Says:

    uno de Góngora a quevedo.

    Musa que sopla y no inspira
    y sabe que es lo traidor
    poner los dedos mejor
    en mi bolsa que en su lira,
    no es de Apolo, que es mentira.

    De nada……


  16. javier ruiz de gopegui dronda Says:

    Han de decirse las cosas como son; el soneto dice en los ultimos versos: “Muchísimo nariz, nariz tan fiera, que en la cara de Anás duera delito”.
    Asi lo escribió Quevedo; y así esta en todas las ediciones antiguas sin escepción.
    El que lo corrigio (Para evitar lo del delito de Anás)no tiene ni puta idea; esa nariz ha de ser aguda, nunca puede ser un sabañón ni una berengena (Como el colmillo del elefante, como el pico de la alquitara que no destila, como el pez espada, la piramide o el reloj de sol).
    En fin, que Dios perdone a los falsificadores.


  17. javier ruiz de gopegui dronda Says:

    ahora que lo leo más detenidamente, está todo el soneto estropeado. Ese no es el que Quevedo escribió.
    Le han matado las ironías.
    Que Dios perdone a los que lo han colgado.


  18. OSMAYDA GONGORA QUEVEDO Says:

    por que se pelean por mis apellidos.si cada uno tuvo ya tuvo que dar cuenta a dios.en fin el que mas lastima con palabras es el que mas mal se ve.en fin.por eso prefiero tener el caracter de papa.gongora


  19. OSMAYDA GONGORA QUEVEDO Says:

    saben algo.los gongora tienen un gran corazon una humilde forma.los quevedo inteligentes pero muy arogantes,lo se por que soy su familia.de las dos partes.solo se que amo lo bueno.mama,papa son mis tesoros…


  20. s Says:

    jajajaja “érase una nariz superlativa” muajajajaja


  21. eneko Says:

    con un par… de narices claro!!! jajaja


  22. eneko Says:

    ¡¡¡¡¡ QUEVEDO FOR EVER !!!!!


  23. naiclos Says:

    q forever no cachay ni una tay funao te boy a sacarte pedasos ctm


Deja un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>